Vino en Rama Fino

Vino Fino en Rama

Verás que pasada…

Son los vinos de tinaja a los que en vez de venderlos ya, es decir, en ese primer año de vida, los sometemos a crianza biológica en las botas de roble americano bajo la acción del maravilloso velo de flor al menos durante dos años, por el sistema de criaderas y soleras.

Un buen vino fino de Moriles y Montilla es una joya de la enología mundial. La acción del velo de flor es algo único en los vinos generosos andaluces. Motivo todavía hoy, de estudio e imitación imposible en otras zonas vitícolas del mundo. Las levaduras autóctonas responsables de tales cambios en el vino base, las denominadas Saccharomyces Cerevisiae Beticus Capensis son la leche, ¡la repera, vamos!

El velo de flor es muy sutil y delicado a la vez que se regenera con fuerza y vigor si las condiciones ambientales son favorables. En verano con las altas temperaturas suele perderse momentáneamente, también con el frío del invierno se adelgaza y se atenúa su grosor y actividad. El grado de humedad de la bodega y la temperatura del ambiente son fundamentales, además del nivel de alcohol que tiene el vino en cada momento. Con las sacas y los rocíos el vino se va regenerando por los nutrientes que le llegan con el nuevo vino. Generalizando, por debajo de 15 y por encima de 16 grados de alcohol las levaduras tienen muy difícil su desarrollo. Por eso hay que cuidar muy bien las condiciones de este hábitat, este lugar de vida.

Estas levaduras amigas, para su ciclo de vida van utilizando el oxígeno del vacío de la bota que hemos dejado sin llenar para su respiración, y en su digestión van intercambiando y cediendo sustancias al vino del que se alimentan, dándole a este suavidad a la vez que un agradable amargor, salinidad a la vez que aroma punzante, sequedad en boca a la vez sabores y aromas almendrados y a pan recién salido del horno y a confitería y a vainilla y a avellana… en fin, un placer para los sentidos, un deleite para el paladar y la nariz y un largo y grato recuerdo en nuestro cerebro, para siempre.

Estos vinos te cautivarán. ¡Y si son en Rama, más!.

Comprar Vino Fino en Rama

Medio Tapón

Tipo: Vino Fino

Variedad: 100% Pedro Ximenez

Crianza: Biológica y oxidativa

Alcohol: 15%

Tamaño: 750 ML

Maridaje: Frutos secos, salazones, pescados y mariscos maridan a la perfección con su sabor natural.

Este vino “en rama” ha sido elaborado con uvas Pedro Ximénez y envejecido, mediante crianza biológica, en barricas de roble americano. Es un vino elegante y delicado que se embotella sin filtrar para consumir en “estado puro”.

Saavedra «En Rama»

Vino en rama, ligeramente turbio, de color pálido, con matices verdosos, seco, con aroma y sabor característicos de la crianza biológica, con matices propios de la uva Pedro Ximénez, levemente amargoso, ligero y fragante al paladar.

Se obtiene a partir de un «Blanco sin envejecimiento», el cual es sometido a crianza biológica mediante el sistema de criaderas y solera durante un periodo mínimo de 9 años de media general. Con un grado alcohólico adquirido mínimo de 15% vol. Alcanzado de forma natural.

Fino Cebolla

El color “amarillo verdoso” con reflejos dorados de este fino, el sabor; genuino,franco que persiste en boca.

Aroma punzante, con recuerdos a levadura y membrillo. Nos aporta carácter salino y elegante que tienen solo los buenos vinos y hacen que este fino esté en la cima de la calidad de los vinos de Montilla – Moriles.

GASTRONOMÍA. Marisco, ibéricos, quesos curados y pescados ahumados. Es un vino que va muy bien con tapas, dado que tiene un carácter salino que resalta los matices de los alimentos

Fino los Naranjos

Color: El Fino Los Naranjos “En Rama” es un vino con un color limón de ribetes verdosos,característico de las tierras calizas de la zona de los Moriles Altos. Presenta una ligera “Turbidez” ya que está sacado directamente de la bota a la botella.

Nariz: Un aroma que es punzante, recuerdos a levaduras y almendra amarga que te transportarán a nuestra bodega de crianza biológica con más de 1.150 botas.

En boca: Su paladar es fino, untuoso, salino, de intensidad media (+), características que corroboran su finura y dejan huella de las soleras de esta bodega.

El Laurel

Esta graduación alcohólica adquirida es totalmente natural gracias a las altas temperaturas que se alcanzan durante la maduración de la uva.


Los vinos finos se crían bajo velo de flor y necesitan un envejecimiento mínimo 3 años antes de poder ser depositados en botas de roble americano donde concluirán su crianza por el sistema de criaderas y soleras, único en el sur de España.

A través de este método se mezclan cuidadosamente vinos de cosechas anteriores con vinos nuevos. De manera que los vinos de mayor edad quedan en las filas de botas más cercanas al suelo y los de menor edad quedan en las filas más altas. Esta tarea que el bodeguero realiza cada nueva temporada se denomina ¨correr en escala¨.

La fusión de vinos de distintas temporadas que se produce como consecuencia del sistema de criaderas y soleras, hace que los vinos finos no se puedan catalogar dentro de ninguna añada concreta.

Doblas Fino en Rama

Vino amarillo pajizo, con tonalidades verdosas y elegantes reflejos dorados. Debido a su naturalidad, ya que proviene directamente de la bota y no ha sido filtrado, en algunas épocas del año puede presentar cierta turbidez.

Es un vino aromático y sugerente, de sensaciones potentes, donde la crianza biológica aporta las notas más destacables a su personalidad inigualable. Es un vino en estado puro, sin tratamiento alguno, por lo que su aroma está presente exactamente igual que en la bota de la bodega donde se cría.

Es un vino ligero, fácil de beber, muy seco y amplio. Resulta muy equilibrado y sorprendente, con sensaciones propias de su naturalidad y pureza. Se muestra amargo, salino e increíblemente delicado. Un vino totalmente natural que ofrece la esencia de nuestras grandes Soleras.

Fino Lagar Los Frailes 3

Nuestro vino más joven, pero con todo el carácter de nuestra bodega y salinidad propia de las albarizas de Moriles Altos.

Su bondad aromática, color y naturalidad son fruto de una crianza biológica bajo velo de flor en barricas de roble americano durante aproximadamente tres años.  Es un fino 100 % en rama, sin ningún tratamiento ni filtrado, ligero y seco.

Entre sus notas de cata destaca el recuerdo a miga de pan, levadura y toques cítricos…una explosión de  aromas y sabores que inundan a cada sorbo.

Fino Lagar Los Frailes

El fino por excelencia de nuestra bodega, que reune a la perfección la esencia de Moriles altos.

Destaca su  potencial aromático y brillantez. En su fase olfativa  aparece una sensación de almendra y madera que deja paso a cítricos (corteza de limón) que proceden de su crianza estática , y no es para menos, este fino ha dormido en  las barricas de roble de nuestra bodega semienterrada en albariza durante siete años.

En boca es seco y untuoso, con rápida aparición de la frescura salina, con un longevo amargor almendrado en  retronasal.  Muy apetecible en su textura y con persistencia en el sabor. Un vino que no pasa desapercibido.

Patachula Fino ecológico en rama

En Rama es el vino que extraemos en bodega -directamente de la bota-, que no ha sido sometido a los procesos habituales de clarificación y filtración. Es el vino en su estado más delicado, con todo el color, cuerpo y aromas que aporta el velo de flor. Realizamos las sacas mínimas de este vino, para mantener la flor de la solera de nuestro vino Patachula.

Fino Lagar del Cerro

Vino generoso natural, sometido a crianza bajo velo de flor, mediante el Sistema de Criaderas y Solera en botas de roble ameri- cano, durante unos 70 meses.

Procede de viñedos propios de la familia, cultivados en la Sierra de Montilla, subzona de superior calidad de la Denominación de Origen. Viñedos situados en las Parcelas Rosales, Cerro Macho y Tres Picos.

Este vino fino procede de la Sacristía “Santiago Jiménez Panadero” del Lagar Los Raigones, de botas centenarias exclusivas cuidadas por la Familia Jiménez Luque-Romero con especial esmero.

Fino San Pablo

Vino Fino Generoso con envejecimiento bajo velo de flor en Barricas de Roble americano. CRIANZA BIOLÓGICA: 7 Años en barrica.

ELABORACIÓN: Las uvas de este vino proceden del pago de Moriles , un viñedo con 20 años de antigüedad con orientación sur situado a 400 m de altitud en los mejores Pagos de Moriles Altos . La vendimia de la uva se realiza manualmente en cajas de18 kg con uva seleccionada. La fermentación alcohólica es en depósitos de acero inoxidable durante aproximadamente 10-14 días a una temperatura de 20ºC. Después permanece 7 Años en crianza biológica en nuestra bodega de Botas de Roble Americano por el sistema de soleras y criaderas antes de ser comercializado.

Fino Pasado en rama

Bodegas Toro Albalá se asienta en una antigua instalación donde se ubicaba la primera central eléctrica de la zona, la cual poseía abundantes subterráneos, ideales para la crianza y conservación de los vinos generosos